Si has llegado hasta esta página, probablemente estés buscando información acerca de comenzar a trabajar en un escritorios para coworking. ¿Pero cómo? En este artículo vas a conocer los tips para hacerlo más fácil y rápido posible. Te explicamos cuáles son las opciones disponibles en el mercado, qué requieres para lograrlo y las ventajas y desventajas que tendrás si trabajas en un escritorio propio. Ve sumando puntos a tu plan de negocio si realmente crees que es lo mejor para ti y tu empresa.

¿Qué es el coworking?

Lo primero que debes saber es que un espacio de coworking o un entorno de trabajo compartido, como se conoce comúnmente, es un lugar donde las personas pueden reunirse para trabajar. Puede ser en un entorno de oficina organizado, en una oficina común, en un estudio de coworking, en un espacio de coworking o en un espacio de trabajo compartido. La principal diferencia entre un espacio de coworking y una oficina tradicional es que las personas se reúnen para compartir su espacio de trabajo, sus conocimientos y sus recursos. Hay diferentes tipos de espacios de coworking. Pueden ser para particulares, para autónomos, para startups o para empresas. El espacio de coworking que elijas dependerá de tus necesidades como empresa y del tipo de personas con las que quieras trabajar. Tu espacio de coworking también puede ser un lugar para organizar eventos con otros miembros, como talleres o seminarios, o puede funcionar como una incubadora para tu startup. Estas son sólo algunas de las cosas que puedes hacer con un espacio de coworking.

¿Por qué necesitas un espacio de coworking?

Si has llegado a esta página, significa que has dado el primer paso para iniciar un negocio. Ahora el reto es encontrar la manera de que tenga éxito y sea rentable. En este caso, tienes que decidir si quieres trabajar en casa o encontrar un espacio de coworking. ¿Por qué es mejor un espacio de coworking que trabajar en casa? Hay muchas razones por las que trabajar en un espacio de coworking es mejor que trabajar solo. Tendrás una reserva más amplia de talento entre la que elegir, podrás colaborar con otros miembros y acceder a una mayor red de recursos, el espacio puede funcionar como una incubadora para tu negocio, puedes organizar eventos y otras actividades para los miembros, etc.

Consejos para encontrar el mejor espacio de coworking para tu empresa

– Averigua qué tipo de personas utilizan el espacio. Esto te ayudará a decidir si tu público objetivo podrá utilizar el espacio. – Averigua quiénes son los líderes del espacio. Esto te dará una idea del tipo de personas que estarán en tu espacio. – Averigua si el espacio tiene un código de conducta. Esto te ayudará a decidir si el espacio será seguro y respetuoso para todos los miembros. – Averigua si el espacio cuenta con el equipo adecuado para ti. Esto te ayudará a decidir qué tipo de mesa necesitas. – Averigua si el espacio tiene el tamaño adecuado. Esto te ayudará a decidir el número de miembros que puedes tener en tu espacio. – Averigua si el espacio ofrece algún tipo de servicio. Esto te ayudará a decidir si habrá un contable, un abogado, un desarrollador de páginas web, etc. disponible para ayudarte como miembro. – Averigua si hay aparcamiento cerca del espacio. Esto te ayudará a decidir si el espacio está lo suficientemente cerca del transporte público. – Averigua si se organizan eventos en el espacio. Esto te ayudará a decidir si habrá actividades ofrecidas por el espacio. – Averigua si el espacio ofrece alguna ventaja. Esto te ayudará a decidir si hay un seguro de vida, un seguro de salud y otros beneficios no financieros que se ofrecen. – Averigua si hay una cuota de afiliación. Esto te ayudará a decidir si hay una cuota mensual que tengas que pagar. – Averigüe si hay una larga lista de espera. Esto te ayudará a decidir si hay una larga lista de espera de personas que quieren utilizar el espacio.

Ventajas de un espacio de coworking

– Comunidad

– Trabajar en una comunidad tiene muchas ventajas. Podrás inspirarte y aprender de otros miembros, así como encontrar recursos a través de la comunidad.

– Crecimiento

– Trabajar en una comunidad te ayuda a hacer crecer tus talentos y recursos. Puedes aprender nuevas habilidades, encontrar ideas innovadoras y acceder a redes más amplias.

– Sin competencia

– Trabajar en una comunidad te ayuda a evitar la competencia con otros miembros porque estás en una situación diferente a la de ellos.

– Abierto al público

– Trabajar en una comunidad te permite colaborar con otros miembros del público en general. Puedes ayudarles a resolver sus problemas y ellos pueden ayudarte con tu proyecto.

– Horario flexible

– Trabajar en una comunidad te permite tener un horario flexible. Puedes tener tu propio horario y decidir cuándo quieres trabajar y cuándo quieres descansar.

– Acceso a software libre y de código abierto

– Al trabajar en una comunidad tienes acceso a software libre y de código abierto que está a disposición de los miembros. – Incubación de negocios

– Trabajar en una comunidad te ayuda a acceder a un espacio que tiene el potencial de ser una incubadora para tu negocio. Puedes utilizar el espacio para probar tu producto y ver si hay demanda para él.

– Acceso a otros miembros

– Trabajar en una comunidad te permite acceder a otros miembros que pueden ofrecerte tutoría, asesoramiento y asistencia para tu negocio.

– Acceso a eventos

– Trabajar en una comunidad te permite acceder a eventos organizados por los miembros de la comunidad. Puede aprender de otros miembros, acceder a recursos y establecer redes con otros miembros.

– Afiliación flexible

– Trabajar en una comunidad le permite tener una afiliación flexible. Puedes entrar y salir de la comunidad cuando te convenga.

– Apoyo de la comunidad

– Trabajar en una comunidad tiene un sistema de apoyo de la comunidad. Puedes pedir ayuda a los líderes y miembros de la comunidad para cualquier problema que puedas tener en tu negocio.

– Acceso a equipos

– Trabajar en una comunidad te permite acceder a los equipos del espacio. Puedes utilizar el equipo para hacer funcionar tu negocio si necesitas recursos para ello.

– Acceso a eventos

– Trabajar en una comunidad te permite

– Acceso a otros miembros

– Trabajar en una comunidad te permite acceder a otros miembros que pueden ayudarte con tu proyecto o proporcionarte tutoría y asesoramiento.

– Acceso a software libre y de código abierto

– Trabajar en una comunidad te permite acceder a software libre y de código abierto que está disponible para los miembros de la comunidad.

– Acceso a otros eventos

– Trabajar en una comunidad te permite acceder a otros eventos organizados por los miembros de la comunidad. Puedes aprender de otros miembros, acceder a recursos y establecer redes con otros miembros.

– Acceso a otros miembros –

Trabajar en una comunidad le permite acceder a otros miembros que pueden ayudarle con su proyecto o proporcionarle tutoría y asesoramiento.

Desventajas de un espacio de coworking

– Competencia

– Trabajar en una comunidad puede hacerte competir con otros miembros porque estás en una situación diferente a la de ellos.

– Gestión del tiempo

– Trabajar en una comunidad requiere que gestiones bien tu tiempo. Tendrás que decidir bien cuándo trabajar y cuándo descansar.

– No hay privacidad

– Trabajar en una comunidad te hace vulnerable a los demás miembros porque estás en un espacio público. Tienes que tener cuidado con lo que dices y lo que haces delante de los demás.

– No hay privacidad en el espacio

– Trabajar en una comunidad te hace vulnerable ante otros miembros porque estás en un espacio público. Hay que tener cuidado con lo que se dice y lo que se hace delante de los demás.

– No hay equilibrio entre el trabajo y la vida privada

– Trabajar en una comunidad dificulta el equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Hay un cierto grado de compromiso que tienes que asumir en la comunidad.

– No hay privacidad en el espacio

– Trabajar en una comunidad dificulta la conciliación de la vida laboral y personal. Hay un cierto grado de compromiso que tienes que asumir en la comunidad.

– No hay equilibrio entre el trabajo y la vida privada

– Trabajar en una comunidad dificulta el equilibrio entre el trabajo y la vida privada. Hay un cierto grado de compromiso que hay que asumir en la comunidad.

¿Cómo encontrar el escritorio adecuado para ti?

Cuando busques un escritorio, asegúrate de que el tamaño es el adecuado para ti. Debes poder sentarte cómodamente, tumbarte, levantarte y caminar sin sentirte incómodo. Un escritorio demasiado pequeño será incómodo para sentarse y un escritorio demasiado grande será difícil de mover. Otro factor a tener en cuenta es el material utilizado en el escritorio. Puede buscar un escritorio que esté hecho de madera, metal o vidrio, ya que son duraderos, asequibles y se ven hermosos cuando están terminados. Algunos escritorios también vienen con cambios especiales que pueden ayudar a la ergonomía, como una función de inclinación o una altura ajustable.